Los gastos de las campañas electorales en la Rep.Dom.

Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad, decía el jefe de campaña de Adolf Hitler: Joseph Goebbels, reconocido por su trascendencia en el proceso de ascenso de Hitler al poder.

Esta estrategia hitleriana, es la que ha seguido el PLD para mantenerse en el poder por tres periodos consecutivos, violando sus propios principios y estatus, para convertirse en la antítesis de los ideales que le dieron origen.

El uso abusivo de los recursos del Estado, le ha permitido desplegar las campañas electorales más costosas y apabullantes de la historia dominicana.

Según un informe de “Observación Electoral” elaborado por Participación Ciudadana y publicado en marzo del 2016 , solo en Febrero de ese año, el PLD y sus aliados gastaron RD$369 millones en propaganda política en radio, televisión y prensa escrita equivalentes al 81.5% del total de los recursos invertidos por todos los partidos ese mes.

Los medios de comunicación desempeñan un papel determinante para atraer a los votantes, especialmente a los indecisos que son quienes deciden las elecciones, el partido que tenga la mayor cantidad de propagandas aumenta las posibilidades de imponerse a los demás.

La repetición hipnotiza al individuo, lo transforma en un robot, que cumple automáticamente los mandatos del hipnotizador, así como una gota, que de tanto caer sobre la piedra le hace un hueco.

Para ganarle a un candidato gubernamental,  que violando la ley electoral utiliza los recursos del Estado, sin ninguna consecuencia, se necesita una gran cantidad de recursos y estrategias novedosas.

Un buen ejemplo de que, “cuando se quiere se puede” fue la  campaña electoral que condujo a la Casa Blanca a Barack Obama, quien marcó la historia con un antes y un después en lo referente a publicidad y recolección de fondos. El 19 de junio del 2008, se convirtió en el primer candidato presidencial de los EEUU, en rechazar la financiación pública.

Obama explicó su decisión de no participar en el sistema de la financiación pública, diciendo: “la financiación pública de las elecciones presidenciales tal como existe hoy está rota, y nos enfrentamos a oponentes que se han convertido en maestros del juego de este sistema imperfecto”.

Este fue un mensaje conmovedor, que llego a lo más profundo del sentimiento del pueblo norteamericano, pues lo colocaba del lado de todos aquellos, que se consideraban víctimas de un sistema roto e imperfecto.

Sin ningún recurso, comenzó a desplegar su campaña de publicidad y recolección de fondos, a través de las redes sociales, creando la página BarackObama.com,

El éxito logrado lo impulso a seguir creando distintos blogs, perfiles en Facebook, Twitter, MySpace, You Tube, el sitio wap Obama Mobile y en wikipedia. Sam Graham Felsen fungió como la bloguera en jefe para el desarrollo de imagen y contenidos en Internet. En plena campaña electoral, el Washington Post lo bautizo como el Rey de las redes sociales

Nadie se pudo imaginar, que Barack Obama se convertiría en el primer presidente afroamericano en un país dominado por una corriente racista. Así como nadie se pudo imaginar que Ramfis Domínguez Trujillo, nieto del dictador en poco tiempo de campaña, este arrastrando multitudes, que lo elevan al nivel de los principales líderes políticos dominicanos.

Ramfis, se ha convertido en un fenómeno, que atormenta a la cúpula de los partidos políticos tradicionales. Su apellido evoca el imperio de la ley, nacionalismo, seguridad, respecto y un freno a la invasión haitiana

Muchos dominicanos que estábamos alejados de la actividad política, hemos escuchado el llamado de la madre patria a través de la  voz de Ramfis Trujillo, la cual clama para que sus mejores hijos unan esfuerzo y luchen por su liberación.

Pero sin los recursos necesarios no lograremos el objetivo, hasta el momento la campaña de Ramfis se ha concentrado en las redes sociales. Sin embargo para que pueda llegar a la gente que vive en los barrios marginados, hace falta invertir en vallas publicitarias, en programas radiales y televisivos, de modo que su voz pueda ser escuchada por todas partes.

Por esta razón, todos los que estamos trabajando para rescatar a  la Patria debemos hacer algún tipo de aporte, bien sea económico de acuerdo a nuestras posibilidades, o realizando actividades de recolección de fondos, abriendo espacio en las redes sociales, gravando videos y subiéndolos a YouTube, comentando en los medios, pegando un afiche en el carro, o concientizando a familiares, vecinos y amigo para que se unan a nuestra lucha.

A veces lo que parece insignificante, puede convertirse en un poder transformador. El éxito de la  campaña de Obama comenzó, cuando un estudiante universitario creó un grupo en Facebook titulado “One Million Strong for Barack”. En menos de un mes, ya se habían superado los 270.000 miembros. Ese fue el primer paso que abrió la puerta a una campaña, que marco la historia.

Lic. Elías Samuel Rosario Mata

Abogado residente en Panamá

One thought on “Los gastos de las campañas electorales en la Rep.Dom.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *